El arándano azul

Son muchas las propiedades que tienen los arándanos, lo que más tenemos en cuenta es que tienen un gran poder antioxidante y que son muy buenos para tratar las enfermedades urinarias como la cistitis, pero a demás de eso también protegen nuestro cerebro, mejoran la vista y la circulación y nos ayudan a disminuir el colesterol.

Los arándanos azules son ricos en fibra, vitamina C, vitamina K y Manganeso.

Podemos disfrutar de los arándanos de muchas formas, en zumos y mermeladas, batidos, repostería, en ensaladas, incluso como salsa para carne, combinan con todo, pero como más ricos están es en fresco, tienen un sabor ligeramente ácido y son súper refrescantes. Todo aquel que los prueba cae rendido a su sabor.

En los próximos posts os voy a explicar las diferentes variedades de arándanos que tenemos plantados en nuestra finca.

Muchas gracias por leerme.

Magdalenas con mermelada artesana de arándanos

Sois muchos los que cuando venís a comprar tanto a la tienda como a nuestra finca de arándanos, me decís que os recomiende una de mis mermeladas y antes de recomendar ninguna otra siempre me tiro a la de arándanos, o como digo yo, la de la casa.

Ya que tengo la suerte de poder tener un producto de calidad qué mejor que aprovecharlo bien.

La mermelada extra de arándanos no lleva nada más que arándanos y un 20% de azúcar. No hay misterio. Ni colorantes ni conservantes, ni tampoco espesantes, ya que el arándano tiene mucha pectina.

Receta de magdalenas con mermelada artesana de arándanos de El Molín del Bao

Ingredientes:

  • 250 g de harina
  • 275 g de azúcar
  • 250 g de aceite de oliva
  • 75 ml de leche
  • 1 sobre de levadura
  • 4 huevos
  • mermelada extra de arándanos El Molín del Bao

 

Elaboración:

  • En un recipiente mezclamos la harina y la levadura y tamizamos.
  • A parte echamos los huevos y el azúcar y removemos hasta que esté todo bien mezclado. Luego añadimos la leche y el aceite y removemos hasta que esté todo disuelto. 
  • Incorporamos la primera mezcla de harina y levadura poco a poco a la segunda mezcla y vamos removiendo hasta que quede una crema homogénea y sin grumos.
  • Echamos unas cucharaditas de mermelada extra de arándanos a la crema para darle un toque de sabor y color y removemos muy bien.
  • Precalentamos el horno a unos 180º. En una bandeja de horno colocamos los moldes de las magdalenas.
  • Echamos la mezcla de las magdalenas en la base de los moldes y en el centro añadimos una cucharadita de mermelada extra de arándanos, seguimos rellenando los moldes con la mezcla hasta la mitad para que no se nos salga de los moldes una vez echas.
  • Cuando tengamos todos los moldes rellenos los metemos en el horno unos 20 minutos.
  • Una vez pasen los 20 minutos las sacamos del horno y las dejamos enfriar.
  • Las servimos con un poco de mermelada por encima y ¡listas para comer!

Espero que os guste la receta y si alguna vez la hacéis me encantaría que la compartierais conmigo.

 

Muchísimas gracias por leerme.

El Molín del Bao

Hoy estreno este blog, y os quiero contar como empezó todo…

Después de casi 6 años dedicados al cultivo del arándano y la insistencia de nuestros clientes en que hiciésemos mermelada de arándanos, nació en noviembre del año 2018 El Molín.

Con una pequeña parte de la cosecha del 2018 nos fuimos a Cáceres, allí encontramos un artesano de confianza que elaboraba sus propias mermeladas y nos hizo la nuestra, a nuestro gusto y con nuestros deliciosos arándanos.

Durante el año 2019 estuvimos dándonos a conocer, en mercados y ferias, a la gente le empezó a gustar la mermelada y a finales de ese año me decidí a montar mi propio obrador para elaborar yo misma las mermeladas.

Entre permisos, papeles, virus y demás, fue el 20 de abril del 2020 cuando por fin pude “inaugurar” en Puerto de Vega El Molín del Bao, y digo inaugurar por decir algo, porque estábamos en pleno confinamiento. 

Sin poder apenas salir de casa, decidí abrir la tienda online para que nadie se quedara sin probar nuestras mermeladas, y estoy muy contenta de haberlo hecho y poder así endulzaros los desayunos y meriendas.

Y esta es la corta y espero que duradera historia de El Molín del Bao.

Y para que me conozcáis a mí también, me llamo Vero y tengo 29 años, nací en un precioso pueblo marinero en el occidente de Asturias llamado Puerto de Vega, en el que me quedaré para siempre.

Vero, El Molín del Bao